Alguna vez viste a un animal bailar con una canción?

Es realmente increíble, pero al menos en esta ocasión es bastante real. La abuelita, que está en una silla de ruedas, comienza a cantar una canción religiosa, y el perro, de raza Bulldog, comienza a moverse graciosamente mientras la abuela canta y aplaude, el perro está sentado sobre su trasero y mueve todo el cuerpo junto con sus patas delanteras, haciendo unas muecas graciosas y disfrutando de la canción que canta la abuela.

¡Este perrito es muy singular!

Para nosotros, los humanos, la comunicación es un aspecto fundamental en nuestra vida. De la misma manera, para las mascotas es importante relacionarse entre ellas. La falta de conocimiento de este lenguaje deja a muchos dueños preguntándose si su amigo perruno está en una pelea o solo juega. Aquí te mostramos cómo identificar las señales.

Foto por George Lamson

seguir leyendo

Cuando un perro no le gusta un humano, lo hacen saber. A veces ladran, a veces lloriquean, y a veces se hacen los muertos para evitar interacción.

Cuando el padre de Daniel tuvo un perro nuevo, estaba muy emocionado de jugar con el pequeño cachorro.

Pero el canino no quería saber nada de él.

Tan pronto como Daniel recoge al peludo de los brazos de su padre, este tiene que recurrir a otras medidas. Dejando que su lengua se deslice fuera de su boca y se congele por completo con las piernas en el aire, el hilarante perro simula estar muerto tan pronto como él lo levanta.

El gracioso perro muere de manera convincente durante todo el tiempo que Daniel lo acuna, y tan pronto como le devuelven a su dueño, vuelve a la vida.

¡Es absolutamente gracioso!

Nuestras mascotas perrunas necesitan cariño y educación, tal como lo afirma el Veterinario Antonio García, además de mucha actividad diaria para mantenerse sanas tanto a nivel psicológico como físico. Si tus actividades no te permiten sacar tu amigo perruno diariamente, un paseador de perros es la mejor opción. Tu mascota se verá beneficiada como lo veremos a continuación.

Foto por Jen Rossey

seguir leyendo